Gestión de empresas y nuevo modelo productivo

Hoy y ayer y siempre… Sea cual sea el objeto social de la empresa, tanto si nos retrotraemos al concepto de empresa en si mismo como parte intrínseca de la evolución y nos centramos en la época en la que las empresas se iniciaban a partir de los recursos económicos que, quienes los poseían, ponían a disposición de quienes podían con sus conocimientos llevarlos a cabo, como si nos situamos en el momento actual en el que una persona con un ordenador desde su casa y sin más recursos que una conexión a Internet, puede ser un emprendedor y, por lo tanto… un empresario, la empresa tiene siempre una estructura primigenia y común a cualquier sector, área o industria en la que se desarrolle.


La producción, núcleo central

La estructura central de cualquier empresa es la producción. Producción que se permuta, comercializa y se administra.
La producción de bienes y servicios eficientes, necesarios, generadores de corrientes de opinión, defensoras y potenciadoras de nuevas áreas de emprendimiento… con independencia de qué sea lo que se produzca, es la producción el objeto de la empresa y, es la producción la base de la generación de riqueza.

Administración y gestión

Tras el análisis del mercado para determinar qué se demanda. Tras la evaluación de la competencia para determinar cuál será el valor añadido ofrecido. Tras el análisis de costes vs. Beneficios. Y, tras la creación de una estrategia dividida en objetivos parciales y planificados que van haciendo camino por el que transitar en pos del objetivo final, se llega irremediablemente al área de administración y finanzas.

Las funciones básicas del área de administración y finanzas de cualquier empresa son tan fundamentales como la producción en si misma.

El análisis de los beneficios y los pagos, la administración y gestión de la actividad, el control de la producción, la planificación de objetivos, la financiación… son todos conceptos que forman parte de una definición teórica que ha pasado más de una década hibernando tras el muro que separó las empresas creadas en la Belle Epoque, donde el análisis de la especulación sobre la que se sustentara un crecimiento ajeno a la producción, marcaban el ABC de la empresa.

Hoy es necesario rescatar de nuevo conceptos ligados estrechamente a la producción, porque si de algo ya no cabe ninguna duda, es que la producción es la clave de la recuperación económica. La producción de bienes y servicios sustentables basados en el reparto de recursos y en el aprovechamiento de los mismos y, sin establecer este tipo de modelo productivo, seguiremos a la deriva, siendo títeres de quienes manejan los hilos del endeudamiento y la especulación y moviéndonos al son de las tendencias que marcan los grandes capitales en función de sus necesidades de enriquecimiento adicional.

Gestión financiera y nuevo modelo

Continuando con nuestra reflexión sobre la creación de empresa bajo el paraguas de la apertura y la globalización de la explosión de la tecnología nos ha mostrado, analizamos la gestión financiera. Una gestión financiera que se despierta de su letargo y que nos habla de una falta de liquidez- que impide la producción- y de un exceso de liquidez que, desperdicia recursos.

¿Cómo se realiza la gestión financiera?

La gestión óptima de las finanzas de cualquier actividad destinada a la generación de un modelo productivo a cambio de la obtención de beneficios, tiene tres pilares fundamentales:
Generación de políticas microeconómicas destinadas a la optimización de los recursos con los que cuenta la empresa
Análisis permanente del tiempo objetivo, el riesgo asumido, la competencia existente y su conexión con el contexto macroeconómico en el que la empresa está inmersa.

Y, por último, el establecimiento de una política en la que la visión a largo plazo a través del cumplimiento de los subobjetivos parciales sean la visión de la empresa y no únicamente, el enriquecimiento rápido y la explotación máxima de los recursos.

Conclusiones

Estrategia, método, análisis , estudio y producción eficiente… son los conceptos a través de los que se realiza la gestión financiera 2.0 en la que estamos inmersos, la supervivencia es ya una necesidad, los mercados van a seguir especulando para el enriquecimiento de quienes cuentan con los capitales que necesitan los gobiernos para financiarse, los mercados laborales pre-crisis parecen haber quedado obsoletos tras el agotamiento profundo de “la gallina de los huevos de oro”, las variables macroeconómicas que indican crecimiento o recesión cuentan con porcentajes considerados “estructurales” tan elevados que resulta inviable pensar que ésta ha sido únicamente una crisis cíclica… el cambio es inminente.

Links de referencia

Visa sin comunicaciones

Mercado divisas

Broker de bolsa

Click here to post comments

Join in and write your own page! It's easy to do. How? Simply click here to return to Finanzas personales con Carolina Velasco.